IMÁGENES DE LA SURA 7 (LOS LUGARES ELEVADOS) ALEYAS 1 - 58

por: Sherezada


Una breve explicación para empezar: esto no es una exégesis sino breves enseñanzas que nos deja esta sura, los números corresponden a las aleyas de donde son extractadas las citas para quienes las quieran consultar, la traducción que se usa es la de Isa García, las frases o palabras que aparecen entre corchetes rectos [ ] significa que son adicionadas para mejor entendimiento.


1.      Álif. Lam. Mim. Sad.

Estas son cuatro letras con las que empieza la Sura, no se conoce su significado.

11. Creé [al ser humano] y le di forma [armoniosa].
Como ven, no dice “a su imagen y semejanza” ya que en el islam no se cree en el antropomorfismo, no conocemos como es Allah, que forma tiene.

11. Luego dije a los ángeles: “¡Hagan una reverencia ante Adán!” Todos se prosternaron excepto el demonio, que se negó a obedecer.
Según la creencia islámica el demonio, cuyo nombre propio es Iblis, no es un ángel, ya que ellos fueron creados sin libre albedrío, solo obedecen las ordenes de Allah. Iblis es un genio, uno de los seres de fuego, creados antes que el ser humano y que también tienen libre albedrío, por lo que aquí él si puede desobedecer a Dios.
Es de aclarar que Iblis se encontraba entre los ángeles debido a su gran fervor y adoración a Dios, y se le había concedido este lugar especial, pero no era uno de ellos.

12. [Dios] le preguntó: “¿Qué te impidió prosternarte cuando te lo
ordené?” Respondió [Iblis]: “Yo soy superior a él, pues a mí me creaste de fuego, mientras que a él lo creaste del barro”
Iblis fue el primero en discriminar, él se creyó superior a Adán (que fue hecho de barro) por lo que se negó a inclinarse frente al ser humano. Por su soberbia, por ser discriminador y por desobedecer a Dios es desterrado.

13. Dijo [Dios]: “¡Sal de aquí! En este lugar (el paraíso) no se permite la soberbia. ¡Vete, pues [a partir de ahora] serás de los humillados!”
Esta aleya muestra que la soberbia es uno de los pecados mayores, al igual que discriminar a alguien es un pecado comparable al que cometió el demonio. Recordemos que el Profeta (byp) dijo: “Quien tenga en su ser un átomo de soberbia no olerá el paraíso”.

16. Dijo [el Demonio]: “Por haberme descarriado los acecharé para apartarlos de Tu sendero recto. 17. Los abordaré por delante, por detrás, por la derecha y por la izquierda; encontrarás que la mayoría de ellos no serán agradecidos”.
Al Bagawi menciona en su exégesis que Ibn ‘Abbas interpretó este versículo de la siguiente manera: “Por delante, es decir, los haré dudar sobre la vida del más allá; por detrás, es decir, los tentaré con asuntos de este mundo; por la derecha, es decir, los haré dudar sobre su religión; y por la izquierda, es decir, les embelleceré los pecados”.

21. Iblis les juró: “Yo solo soy un consejero [sincero]”
De buenas intenciones está tapizado el camino al infierno, reza un viejo adagio. Las cosas prohibidas muchas veces se esconden en velos de placer, o malas intenciones se esconden con buenos consejos. El demonio les hizo creer que los estaba aconsejando para bien, esta es una advertencia de no siempre escuchar los consejos de todos, el mejor de los consejeros es Allah.

22. Los sedujo con engaños. Cuando ambos comieron del árbol se les hizo manifiesta su desnudez y comenzaron a cubrirse con hojas del Jardín, entonces su Señor los llamó: “¿No les había prohibido comer de este árbol? ¿No les había advertido que el demonio era su enemigo declarado?” 23. Ellos dijeron [arrepentidos]: “¡Señor nuestro! Hemos sido injustos con nosotros mismos; si no nos perdonas y nos tienes misericordia, seremos de los perdidos”.
Aquí es importante ver que ambos, tanto Adán como Eva, son responsables de comer el fruto prohibido, no es un asunto femenino. El Corán es muy claro en el uso de pronombres, en el original en árabe se usa la forma gramatical para dos siendo claro que los dos son responsables, y cuando se arrepienten, también lo hacen los dos, y los dos hablan con Allah. Esta es la base por la que en el Islam no se cree que las mujeres seamos pecadoras, ni que seamos las responsables de la expulsión del paraíso, tampoco creemos que la menstruación sea un castigo ni una ofensa contra Dios, ni tampoco que estemos “contaminadas” cuando menstruamos.
La visión islámica de la menstruación no tiene que ver con la expulsión del paraíso.

28. cuando cometen una obscenidad se excusan diciendo: “Nuestros padres lo hacían y Dios así nos lo ordenó”. Diles: “Dios no ordena la inmoralidad. ¿Afirman sobre Dios algo que en realidad ignoran?”
En esta aleya se habla de seguir las costumbres tradicionales sin reflexionar en ellas, la excusa “todo el mundo lo hacia” no nos será útil el Día del Juicio. Que nuestros padres, hermanos y otros lo hagan, no significa que nosotros también, repitiendo la sabiduría maternal: “y entonces, si Pepito se tira de un puente ¿usted también?”.
30. Un grupo siguió la guía, pero otro grupo se confirmó en su extravío, porque tomaron a los demonios como aliados-protectores en vez de Dios, mientras creían estar en la guía [correcta].
Cuando dice “creían estar en la guia” quiere decir cuando las personas “sientan” estar en lo correcto, pero sin embargo están cometiendo pecados. Como cuando alguien recibe sobornos “porque todo el mundo lo hace”, o “porque así son las cosas”, pero en realidad está cometiendo una falta ética. Como ven está relacionado con la anterior, que la mayoría practique ciertos actos no significa que sean correctos ni mucho menos justifica las injusticias.
Esta aleya es usada frecuentemente por grupos de musulmanes para acusar a otros grupos de musulmanes de desviados, subjanaAllah, utilizar el Corán para señalar a otros es un acto de egocentrismo, los exegetas del Corán aun discuten ciertos significados de los versos, y hay personas que creen conocer que significa cada palabra, debemos ser cuidadosos en como usamos las palabras reveladas, más si solo la leemos en una traducción. Seamos humildes.

31. ¡Oh, hijos de Adán! Vistan con elegancia cuando acudan a las Mezquitas. Coman y beban con mesura, porque Dios no ama a los derrochadores.
Me encanta la anotación del Cheij Isa García en su traducción asi que la copio aquí: “En este versículo, Dios nos ordena vestir con elegancia. El término que se utiliza es general (zinatakum), no indica una vestimenta en particular, ni túnica ni capa ni pantalón ni camisa. Este texto Coránico nos indica que la vestimenta que usemos debe ser considerada
elegante y apropiada por la sociedad del lugar donde vivamos, por la identidad de esa sociedad. Ese concepto se llama, en la terminología islámica, “costumbre” (urf).
También nos ordena la mesura, no es un asunto de si quieren o no, es una orden. El derroche está prohibido en el islam y es una de las cosas que Allah detesta.

33. Diles: “Lo que realmente ha prohibido mi Señor son las obscenidades, tanto en público como en privado, la maldad, la opresión sin causa, que Le asocien en la adoración y que afirmen acerca de Él lo que ignoran”.
El islam no es una religión de doble moral, donde en publico somos unos y en privados otros, la coherencia es importante. Las cosas prohibidas lo están tanto para la vida pública como para la privada, los musulmanes no podemos “aparentar” y en nuestras casas pecar, eso es prohibido.
La ultima frase: “que afirmen acerca de Él lo que ignoran”, es hablar de Allah sin conocimiento, algo que se ha vuelto muy común en estos días, hay que limitarse a hablar de lo que sabe, y preguntar lo que no.

39. Los primeros dirán a los últimos: “Ustedes no son mejores que Nosotros”, [pero Dios dirá a ambos grupos]: “Sufran todos el castigo que merecen [por sus obras]”.
Primeros puede hacer referencia a un orden como se enuncia, o también a líderes y seguidores. En este segundo sentido se habla de que los dos grupos serán castigados, decir “solo seguía órdenes” no te salvará el día del juicio. Es decir que quienes cometan injusticias y pecados, siguiendo las órdenes de otros, serán iguales de culpables que los que las ordenaron.

40. A quienes hayan desmentido Mis signos con soberbia no se les abrirán las puertas del cielo ni entrarán en el Paraíso hasta que un camello pase por el ojo de una aguja. Así castigo a los pecadores.
La he puesto por la frase claramente alusiva que se le ha atribuido a Jesús (P), como el Cheij Isa García explica, la palabra en árabe que se usa para camello, también se usa para una cuerda muy gruesa, así que tiene esas dos significancias. En español casi siempre se deja camello por la relación que tiene que nuestra tradición.
Esta parte de la sura se dedica a hablar de como aquellos que cometen politeísmo serán condenados al infierno.

46. Entre ambos [grupos] habrá una separación, y en los lugares elevados habrá personas que serán reconocidas por su aspecto [por la gente del Paraíso y la gente del Infierno], y llamarán a la gente del Paraíso saludándolos: “¡La paz sea con ustedes!” Ellos no han ingresado en él, pero están ansiosos por hacerlo.
Esta es la aleya por la cual la sura se nombra así, los lugares elevados son como muros que estarán entre el cielo y el infierno, y las personas que están sobre ellos son aquellos cuyas obras buenas y malas han pesado exactamente igual en la balanza, por lo que no pueden entrar a uno u otro lugar.

55. Invoquen a su Señor con humildad en privado. Él no ama a los transgresores.
Los sabios siempre incitan a las personas a hacer sus buenas obras en privado, y también las súplicas y actos de adoración voluntarios (como ayunos u oraciones), con el fin de ser humildes y para cumplir con la orden que se da en esta aleya.

Luego continua la historia de dos importantes profetas Noé, Hud, Saleh, Lot, y Chuaib y cuenta todos los problemas que vivieron, entre otras interesantes cosas.

La sura en total tiene con 206 aleyas, como pueden ver esto es solo un cuarto de lo que pueden encontrar en ella, querida lectora y amable lector, espero que queden antojados de todo lo que pueden encontrar y se animen a seguirla leyendo.  

Si quieren leer la traducción de Isa García que cuenta con unos comentarios bastante ilustrativos, la pueden descargar en el siguiente link:




Comments (0)