EL PLAN T

La pregunta que se hacen todos es ¿Cómo logro vivir de lo que me apasiona?, el plan T es una de las respuestas a ese interrogante.

En el artículo sigue tu pasión empecé a hablar de que la repetida frase “sigue tu pasión”, que es un consejo que escuchamos mucho y demasiado a menudo, y que sin embargo tiene sus bemoles. También les comenté sobre el asunto del desarrollo T, es decir una base (la línea vertical) que es un conocimiento especializado, acompañado de una amplia gama de conocimientos no especializados, de diferentes disciplinas (la línea horizontal).
Hoy he querido desarrollar el concepto del “Plan T”. Verán, es natural que sintamos pasión por muchas cosas, en especial en esta época hiperconectada donde parece que todo es fácil de aprender y de practicar. ¿Cómo sabes si sientes pasión por algo? Si cuando desarrollas esas tareas tienes una sensación de complacencia, y además no necesitas que te las recuerdan ni tampoco necesitas recompensa para hacerlo, eso clasifica como una pasión, o algo que te apasiona.
Cuando buscas “de qué vivir” es bueno que busques una pasión para responder esa pregunta y la conviertas en tu línea vertical de la T, es decir, tu línea de especialización. Pero una pasión no es sino eso: “pasión”, el error consiste en pensar que todo lo que vas a hacer tiene que ser pura pasión y disfrute, lo más probable es que cuando empieces a desarrollar tu maestría en la pasión que hayas escogido encuentres que debes aprender un montón de cosas que no te interesan, o que te molestan. Un ejemplo claro es con la música, cuando alguien decide dar el paso para transformar la música en algo más que un hobby debe estudiar y muchas cosas como notación, o diferentes tipos de ritmos, o estudiar música clásica, etc., pueden no ser de su gusto, y en algunos casos hasta detestar estos conocimientos, esto puede llegar a ser muy difícil ya que esos sentimientos negativos le restan calidad de experiencia a la pasión. Para algunas personas eso es inaceptable y por ello abandonan su camino de especialización.
Es por esta razón que hay personas que un año quieren ser músicos profesionales, luego futbolistas, luego jardineros y así sucesivamente. Cuando ven como la especialización interviene en la calidad de disfrute de la pasión deciden abandonar y probar con otra.
Otra forma de escoger la especialización es hacer una división entre lo que disfrutas y como quieres ganarte la vida, entonces se escoge una profesión y oficio con el que se tenga afinidad, que alimente la pasión, pero que no sea está en si misma, por ejemplo un escritor que decide estudiar ingeniería, en el día desarrolla su trabajo como ingeniero y en sus ratos libres escribe, ¿cómo alimenta su pasión su línea de especialización? un escritor tiende a ser un buen lector, lo que ayudará a desarrollar su conocimiento de ingeniería.
Entonces el primer paso para desarrollar un plan T es escoger cual será el área de experticia, ya sea que se empiece a convertir tu pasión o hobby a través del desarrollo de conocimiento, o que elijas un área fuera de tus pasiones.
Por supuesto, queda desarrollar la línea horizontal, una persona con una amplia gama de capacidades y conocimientos será una persona con muy buenas posibilidades de empleo, y probablemente también emprendedora. Pero claro, cuando se tienen varios intereses y se quiere cultivarlos todos se hace necesario ser productivo para así no perdernos en el maremajen de intereses.
Además 

Espero que este curso les sirva para lograrlo. 

Para aprender más:

Les recomiendo un excelente libro: Descubrir tu pasión lo cambia todo, de Ken Robinson, el autor nos habla sobre el éxito y la pasión, y como juntos se combinan. 


Comments (0)